20 octubre, 2014
Black Hat SEO

¿Qué es Black Hat SEO?

Generar enlaces a nuestro sitio es importante para posicionarnos, incrementar nuestra popularidad y realzar nuestro tráfico de visitas, pero no todo vale para conseguirlo.

Dentro del SEO, debemos saber que existen estrategias poco éticas, como el Black Hat SEO, yendo en contra de las directrices de calidad del buscador. Esta práctica está siendo brutalmente penalizada por los nuevos algoritmos.

¿Qué técnicas son consideradas Black Hat?

Una de las técnica más usadas consiste en ocultar texto y mostrar a los robots una página totalmente distinta que al visitante, como por ejemplo, el mismo color de fuente que de la página, incluyendo texto en las etiquetas <img> no siendo semejante a lo que hace referencia la imagen, el tamaño de la fuente “ en el caso de pequeño”, e incluso ocultando el texto mediante CSS, entre muchas otras totalmente desaconsejadas.

De esta manera aunque el texto sea totalmente invisible para la persona, forma parte del código fuente de la página, y por lo tanto los robots o spider, sí lo pueden leer y detectar, castigandolo bruscamente.

Debemos saber que el contenido duplicado es considerado Black Hat SEO, una cosa tan simple como por ejemplo: un sitio web con “www” o “sin www”, aunque para nosotros corresponda al mismo dominio y muestre la misma información, para Google, son dos direcciones totalmente distintas y por lo tanto bajo el su criterio tendríamos el mismo contenido, por ende, contenido duplicado y seriamos penalizados.

Otra de las muchas prácticas será la llamada Cloaking, que consiste en mostrar a los robots una página totalmente distinta a la que mostramos al visitante, completamente optimizada para su indexación, e incluso mostrar una página dependiendo de la IP que nos visita, etc.

Práctica con la que tenemos que tener especial cuidado es con la llamada Keyword Stuffing, que consiste en repetir numerosamente una palabra clave. Ésto, es una mala experiencia para el visitante. Siendo considerado por los buscadores sobreoptimización de la palabra.

Otra de las técnicas más comunes es la llamada granjas de enlaces o link farm, siendo también gravemente penalizadas.

El Black Hat SEO puede aportar una serie de beneficios a corto plazo, pero es una estrategia muy arriesgada, que indirectamente nos puede causar más perjuicio que beneficio.